Estampas 1936 - 1939



Trabajo y lucha
Es el obrero - el metalúrgico, el albañil, el panadero - con el fusil que le calienta las manos y la ira que le quema el corazón. Sus pupilas buscan a los asesinos de su hermano de fábrica o de terruño. En sus músculos de acero vibra una fuerza incontenible que tal vez sea abatida por un plomo criminal. Y quedará allí, héroe desconocido, rígido y frío para escarnio de una civilización que no tolera la libertad.